Las medidas impuestas por el Gobierno central y las CCAA para estas Navidades han generado polémica y despertado opiniones, tanto a favor, como en contra.

Algo, con lo que todos y todas podríamos estar de acuerdo es que la protección, tanto individual, como colectiva, prevalece sobre el entretenimiento. El grado de peligrosidad y mortalidad que origina el COVID-19 (en cualquiera de sus variantes), nos ha convencido de la necesidad de esforzarnos por protegernos a nivel individual, proteger a nuestros familiares e, indirectamente, crear un entorno seguro para la sociedad en general.

Pero, no menos cierto es, que las medidas enunciadas de cara a las Navidades, han suscitado incertidumbre, no solamente debido a la falta de concreción de términos y conceptos, dejando un margen de discrecionalidad importante, sino porque no sabemos con seguridad si el enorme esfuerzo y deferencia que todos hemos mostrado, han contribuido a disminuir o cesar (aunque sea exclusivamente en algunos sectores o ámbitos acotados) la propagación del virus y si esa reducción se ha traducido, en efecto, en un descenso de los casos de contagio y muerte.

Desde Nosprotegemos, estamos convencidos de la operabilidad real y efectiva de las medidas enunciadas, entre ellas, el uso de mascarilla, limpieza y desinfección y mantenimiento de distancia social.

Volviendo al principio del artículo, acerca de lo que realmente surgen opiniones dispares es la prevalencia de la seguridad sobre la familia o, por lo contario, éstas pueden convergir en el mismo punto para evitar el sentimiento de soledad y vacío durante esas fechas tan señaladas. ¿Son celebración y protección conceptos mutuamente excluyentes? ¿No seríamos capaces de disfrutar de la compañía de nuestros seres queridos, manteniendo las medidas de seguridad?

Dejando abierto el camino a la reflexión personal de cada lector, desde Nosprotegemos recalcamos la importancia de cumplir las medidas básicas de seguridad, apelamos a la responsabilidad individual y ¡LES DESEAMOS UNAS FELICES Y SEGURAS FIESTAS!